PROYECTO MAZATI

Sierra MAZATI

Misión

En Mazati queremos ofrecer al mundo una nueva forma de habitar, en la que el humano contribuye a su ecosistema de forma sustentable. Crear una comunidad en la que combinemos nuestras raíces de campo con la comodidad moderna sin comprometer la calidad del futuro.

El proyecto Mazati inicia en 1994 con el propósito de adquirir y rescatar 2,756 hectáreas de la sierra de amula. Desde entonces el proyecto se ha preocupado por conservar y proteger el entorno natural, tierra, agua, plantas, árboles, animales, aire y comunidad del bosque que hoy constituye a Mazati.

Durante estos 23 años se ha ahuyentado a los taladores clandestinos, a los cazadores y en su lugar se han sembrado más de un millón y medio de árboles, se han reintroducido especies endémicas como el venado cola blanca, los guajolotes silvestres, entre otros; se ha llevado una intensa actividad contra la erosión del suelo por medio de instalación e implementación de barreras naturales que contienen los desplazamientos de tierra, piedras y troncos; se han hechos esfuerzos muy fuertes para controlar las plagas en los árboles; así como la limpieza y liberación de los cauces naturales de ríos y escurrimientos.

El nombre y logotipo del proyecto y la empresa, “MAZATI” están inspirados en la voz de origen náhuatl “mazatzin”, que significa “venadito”. De ahí que el logotipo es el torso de un venado macho adulto que ostenta con orgullo su desarrollada cornamenta de 8 puntas.

El proyecto Mazati se ubica en las inmediaciones de Tapalpa en el camino a Chiquilistlán, poblaciones ubicadas al sur de Guadalajara, en el Suroeste del Estado de Jalisco.